‘VIANANTS EN LLUITA’ PIDE LIMITAR A UN MÁXIMO DE 30KM/H LA VELOCIDAD EN PALMA.

LA VANGUARDIA.COM (IB), REDACCIÓN, 21/10/2019 10:27, PALMA DE MALLORCA, 21 (EUROPA PRESS):

“El colectivo ‘Vianants en lluita’ ha pedido este lunes que Palma sea declarada ‘ciudad 30’, lo que implica que se establezca un máximo de 30 kilómetros por hora (km/h) en la ciudad, y, asimismo, también han reclamado que se intensifiquen los controles y se modifique el diseño de algunas calles para garantizar los desplazamientos peatonales seguros.

Así lo han informado en una nota de prensa después de que este viernes y sábado haya fallecido una mujer y haya otros dos heridos por dos accidentes de tráfico. Según han explicado desde el colectivo, ambos atropellos tienen un denominador común, la velocidad.

https://www.lavanguardia.com/local/baleares/20191021/471102919424/vianants-en-lluita-pide-limitar-a-un-maximo-de-30-kmh-la-velocidad-en-palma.html



NOTA DE PRENSA DE VIANANTS EN LLUITA:

“Los dos últimos atropellos y sus tres víctimas ocurridos en Palma en apenas 48 horas, se han saldado con la muerte de una mujer y dos heridos graves, un hombre y un niño de tan solo 11 años que se debaten entre la vida y la muerte. Esto pone de manifiesto que en esta ciudad todavía no se han hecho los deberes en cuanto a políticas de movilidad se refiere.


Ambos atropellos tienen un denominador común: la velocidad. Esto nos tienta a descargar toda la ira sobre los conductores, que también tienen la responsabilidad. Pero compartida con nuestros políticos.


La inacción política y la falta de medidas preventivas dejan completamente la seguridad de los que caminan o pretenden disfrutar de la calle, en manos de incívicos, en infractores a los que se les está permitido circular a velocidades letales.


Por muchos es sabido que una vía con velocidad máxima no superior a los 30km/h, apenas produciría atropellos mortales. También es sabido, especialmente por nuestros políticos, que el diseño de la calle puede ser decisivo a la hora de alcanzar velocidades homicidas. Es decir, por un tramo de calle ancha, recta de un solo sentido o por una vía de dos o más carriles, se invita a correr, incluso a superar el límite de velocidad impuesto.

Es por ello por lo que reclamamos actuaciones de urgencia, sobre todos los escenarios que a día de hoy podrían serlo de atropellos mortales o muy graves.


Exigimos de nuevo que Palma sea declarada Ciudad 30 sin excepciones. También reclamamos a corto plazo que se intensifiquen los controles y denuncias y que se modifique lo antes posible el diseño de las calles potencialmente homicidas, para convertirlas en espacios pacíficos y saludables que garanticen los desplazamientos peatonales seguros.
Muchas ciudades y pueblos de nuestro país y del resto de Europa ya han hecho los cambios necesarios para dar al peatón el espacio que se merece, garantizando al máximo su seguridad y su salud.


Mientras tanto, contemplamos atónitos cómo se anuncian ambiciosos proyectos faraónicos destinados principalmente a embellecer la parte más mimada de la ciudad. Contemplamos cómo, en vez de intentar reducir el número de vehículos de motor, se proyectan albergues para vehículos privados en forma de parking subterráneo para residentes con el dinero de todos. Y nos preguntamos cómo puede ser que las manchas de sangre que dejan estos desoladores sucesos no sirvan para replantearse el orden de prioridades.


Una sola vida humana debería ser razón suficiente para tomar estas medidas con carácter urgente. Los últimos datos que disponemos son de 2017, cuando la ciudad de Palma se cobró 28 vidas, la mayoría peatones, víctimas de la violencia vial.


Nosotros, los palmesanos, tenemos derecho a disfrutar de nuestras calles, a desplazarnos sin temer por nuestra vida, y se debe permitir que los niños puedan volver a jugar en la calle.


Muchos de los cambios que pedimos son sencillos y fáciles de implementar. Tan solo requieren de voluntad política y muchas veces esta depende de la capacidad de presionar de nosotros, los votantes. Es por ello por lo que nos preguntamos qué medidas están dispuestos a tomar nuestros políticos para evitar que episodios tan trágicos como estos vuelvan a ocurrir.


Desde Vianants en Lluita, seguiremos luchando contra estos crímenes, porque no estamos dispuestos a que se sacrifique ni una sola vida más.”


Write Your Review

Your email address will not be published. Required fields are marked *

X
WhatsApp chat